1 DE NOVIEMBRE DIA INTERNACIONAL DE TODOS LOS SANTOS.

La iglesia primitiva acostumbraba a celebrar el aniversario de la muerte de un mártir en el lugar del martirio. Frecuentemente, los grupos de mártires morían el mismo día, lo cual condujo naturalmente a una celebración común. En la persecución de Diocleciano, Emperador Romano, el número de mártires llegó a ser tan grande, que no se podía separar un día para asignársela. Pero la iglesia creyendo que cada mártir debía debía ser venerado, señaló un día en común para todos.

A pesar de que el DIA DE TODOS LOS SANTOS es una fecha solemne, la tradición se ha desvirtuado un poco con el paso de los siglos y cada país o región del mundo lo celebra de forma muy diferente .

En Latinoamérica se acostumbra a visitar las tumbas de los antepasados y asistir a la eucaristía que previamente se ha solicitado en la memoria del difunto. En países como México, no solo se visita, también se realiza un picnic alrededor de la tumba, se colocan máscaras, cintas de colores y hasta se cocinan platillos exclusivos para ese día. El objetivo de esto es recordar a los difuntos y celebrar que ese día el manto hacia el mundo de las almas es mucho más delgado y ellos tienen permiso de estar con los vivos.

En Estados Unidos y otros paises, esta fecha se ha diluido con Halloween, que a su vez es la interpretación moderna de una festividad pagana conocida como “SAMHAIN”. Es una festividad en honor a la recolección de la cosecha y también indica el final del año. En la antigüedad el invierno marcaba el final del todo. Pero como dato curioso, este final de año también representa el momento exacto en que las fronteras del mundo físico y el mundo espiritual se abren, permitiendo la comunicación entre vivos y muertos.

en otras regiones del mundo como ASIA, se les rinde culto a los antepasados y en FILIPINAS también se realizan unos enormes banquetes en los cementerios en honor a los difuntos.

En COLOMBIA, se volvió todo una verdadera fiesta de integración. desde muy tempranas horas de la mañana, grupos familiares, de amigos o vecinos asociados pasan de casa en casa a pedir de regalo ingredientes para el sancocho que posteriormente disfrutaran en comunidad.

La mecánica de este asunto consiste en armar un grupo donde dos personas llevaran un balde, saco u olla mientras el resto con instrumentos y cantos improvisados llegan a la casa escogida para solicitar un presente para los “angelitos” que vienen a ser los mismos integrantes del grupo.

Una vez llegan a la puerta de la casa escogida inician los cantos encaminados a motivar la generosidad del asaltado.

Uno de los cantos mas comunes dice;

ANGELES SOMOS DEL CIELO VENIMOS
PIDIENDO LIMOSNAS PA NOSOTROS MISMOS…

Y repetirán tantas veces como sea necesario para no irse con las manos vacías .

si la gente de la casa vacila y se rie…..le sueltan la otra frase…

NO TE RIAS, NO TE RIAS QUE LA MOCHILA ESTA VACIA.
NO ME VEAS, NO ME VEAS SACA EL BOLLO DE LA BATEA.
AGUARDIENTE Y VINO PA MARCELINO.
AGUARDIENTE Y RON PA MARCELON.
NO TE DILATES, NO TE DILATES SACA EL BOLLO DEL ESCAPARATE.

Los habitantes de casa desde el día anterior se habrán preparado para los numerosos “asaltos” durante el transcurso del día…

si responden generosamente el grupo de asalto agradecera asi:

ESTA CASA ES DE ARROZ DONDE VIVE EL NIÑO DIOS.
ESTA CASA ES DE ROSA DONDE VIVEN TODAS LAS HERMOSAS.

Si por el contrario no hubo para dar….los habitantes de la casa en negación recibiran frases hirientes alusivas a su mezquindad y a su falta de colaboración.

ESTA CASA ES DE AJI DONDE VIVEN TODOS LOS CUJI.
ESTA CASA ES DE AGUJAS DONDE VIVEN TODAS LAS BRUJAS.

Finalmente una vez conseguidas las viandas necesarias para el sancocho se retiraran para entre todos proceder a prepararlos en un ambiente de camaradería y jolgorio con una variada colección de música y una que otra cerveza salidas de otros bolsillos mas complacientes.

Normalmente en el mejor de los casos todo termina en una gran parranda colectiva que involucrará toda la calle que con toda seguridad no sera la unica en el barrio.

Podriamos estar hablando sin temor a equivocarnos de una gran parranda colectiva en los barrios de la costa en otros tiempos.

Pero este año debe ser diferente. La pandemia no se ha ido y como padres y adultos mayores y responsables por la salud y seguridad de nuestros hijos, tenemos la obligacion de velar, cuidar y evitar que se expongan en la calle.

QUEDATE EN CASA, EVITA QUE TUS HIJOS SALGAN A CONTAGIARSE. EL COVID SIGUE VIVO Y ESTA ESPERANDO QUE TE DESCUIDES.

Por: MAX PORTO HERRERA

Leave a Reply

Your email address will not be published.