Muere menor de cinco años tras ataque sicarial en Soledad

La menor recibió un impacto de bala en el cuello, en un atentado contra tres hombres en el barrio Vista Hermosa.

La menor, de cinco años, que fue herida con un disparo en el cuello en medio del atentado registrado la noche del jueves en Vista Hermosa falleció la mañana de este viernes.

La pequeña de nacionalidad venezolana, había sido llevada al Camino Simón Bolívar. De allí fue remitida a la Clínica Adelita de Char y en la mañana de este viernes fue traslada a la Clínica Misericordia Internacional, donde se produjo el deceso.

Edinson Barrera, subgerente científico de la CMI, confirmó el fallecimiento y señaló que se debió a un paro respiratorio. 

“La menor tenía una bala alojada en la región cervical que le había ocasionado un shok neurogénico. Ella llegó en mal estado general, se logró estabilizar, pero lamentablemente falleció”, indicó el médico.

La casa tiene la puerta cerrada y una de las dos ventanas está medio abierta, pero nadie se asoma a través de ella. Un silencio absoluto envuelve la atmósfera del lugar que solo es interrumpida por los gritos de un hombre que ofrece reparar relojes.

“Allí habían varias personas comiendo, cuando llegaron los motorizados y uno de ellos accionó la pistola varias veces. Eso fue horrible, los gritos, la sangre. Todo eso nos dejó muy impactados”, dijo una vecina del sector a este medio.

Como Jhonnrad José Aldana Ferrer, alias Bebeto, de 26 años, fue identificado la víctima mortal del atentado. El hombre recibió tres impactos de bala. Uno en el pecho, otro en el cuello y otro en el brazo izquierdo. Su deceso se produjo cuando era traslado al Camino del barrio Simón Bolívar.

Los heridos fueron: Jesús Miguel Blanco Batista, de 37 años, quien recibió un disparo en el abdomen, al lado derecho, con salida, y Richard Alberto Montana Pedroso, de alrededor de 30 años, quien registra seis heridas a balas que le impactaron en el tórax, el abdomen y en el glúteo izquierdo (dos en cada área), por lo que terminó siendo remitido a la Clínica Adelita de Char, de Barranquilla.

En la pared del frente de la casa quedaron los orificios de las balas. Todos a una altura de la mitad de la casa.

Policía ofrece recompensa

El coronel Manuel Rojas Laverde, subcomandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, se refirió la mañana de este viernes al atentado.

El alto uniformado indicó que la Institución ofrece una recompensa de hasta 5 millones de pesos por quien suministre información del autor material del atentado.

Una gorra ensangrentada, un plato azul, tres vasos desechables, dos pares de chancletas, un balón y una cuchara, todos en medio de un gran charco de sangre todavía estaba la mañana de este viernes, en la mitad de la terraza la casa ubicada en la carrera 41 con calle 33, donde fue el crimen.

Esa es la escena que se puede apreciar horas después del atentado que se registró en el referido sector y que deja hasta ahora dos muertos y dos heridos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.