Condenan a 5 años de prisión a Gobernador del Cesar por corrupción electoral

Al mandatario investigado por corrupción al sufragante fue separado del cargo y le concedieron la detención domiciliaria.

A 61 meses de prisión fue condenado por la sala especial de Juzgamiento de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia el gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo, investigado como presunto responsable de corrupción al sufragante.

En la lectura del fallo este lunes, el alto tribunal además declaró una inhabilidad sobreviniente por el mismo tiempo de la condena y ordenó la separación del cargo, por lo que se deberá designar un gobernador encargado.

La Corte concedió la detención domiciliaria a Monsalvo, quien sostuvo que apelará esta primera decisión en segunda instancia, asegurando que es inocente.

El hecho por el que es investigado el mandatario se remonta a 2011, cuando en su primera campaña a la Gobernación del Cesar, Monsalvo Gnecco, habría hecho un pacto con líderes del sector de invasión Tierra Prometida en Valledupar para garantizarles viviendas dignas a cambio de votos. 

La Fiscalía acusó formalmente a Monsalvo como presunto responsable del delito de corrupción al sufragante, por supuestamente prometer a más de 800 familias invasoras de predios en este municipio de mantenerlas en esos sitios y ofrecerles casas, si votaban por él. 

La acusación la hizo el organismo de investigación, indicando que a través de elementos probatorios se pudo determinar que el hoy mandatario, cuando adelantaba actividades proselitistas para la Gobernación en su primera candidatura, en la invasión Tierra Prometida suscribió compromisos con los moradores de ese sector, los cuales fueron autenticados en Notaría. 

Otro de los compromisos era que además incluiría a esas familias en los proyectos de construcción de vivienda digna que se hicieran en ese sector. 

El gobernador Luis Alberto Monsalvo había señalado tras el sentido condenatorio que “es de aclarar que aún no tenemos un fallo definitivo. Soy inocente; estoy convencido de que hice lo correcto y apelaré la sentencia, confío en la justicia y cuento con todos los argumentos que le permitirá a la sala de casación penal de la Corte revocar esta injusta decisión”. 

Leave a Reply

Your email address will not be published.