Duelo abierto en el ‘Metro’ entre dos oncenos ofensivos

Los números muestran a un Deportivo Cali que vendrá a proponer. La serie favorece parcialmente 2-1 al cuadro azucarero.

Junior y Cali vuelven a verse las caras mañana, en el ‘Metro’, para definir cuál será el último semifinalista de la Copa Águila 2019. Ambos equipos ya protagonizaron un duelo intenso y parejo en la ida, en Palmaseca, el cual se definió a favor del cuadro azucarero en la última jugada del compromiso. Triunfo 2-1, que mostró, primero, un gran arranque de los rojiblancos, que incluso se fueron adelante en el marcador —con un tanto de Leonardo Pico—, y luego una espectacular remontada del cuadro verdiblanco —con goles de Danny Rosero y Andrés Arroyo—, que terminó quedándose con una ventaja mínima de cara a este juego de vuelta.

En Barranquilla se visualiza otro choque parejo. De un lado el Junior con la mejor defensa en lo que va del semestre —solo ha recibido 5 goles en la Liga y 3 en la Copa— y del otro el Deportivo Cali con la segunda mejor ofensiva del país —15 tantos anotados en la Liga y cuatro en la Copa—, solo superado por Atlético Nacional.

Quien mira las estadísticas podría decir que Junior basa su trabajo en lo defensivo. Pero no, este es un equipo que juega y deja jugar, pero que carece de poder adelante, de efectividad —4 goles en la Liga y 5 en la Copa, muy lejos de los números ofensivos del Cali—, y eso le ha pasado factura, especialmente en esta serie de cuartos de final de la Copa, donde fácilmente pudo traerse un resultado mejor de la ‘Sultana del Valle’.

Los números también muestran un común denominador. Tanto Junior como el Cali apuestan al toque, al juego colectivo, al crear sociedades. No son equipos hechos para defender. El Tiburón tiene un mejor promedio de efectividad en este ítem (89%), pero el cuadro azucarero no está lejos (83%), así que esperamos ver un juego un poco más abierto, a diferencia de los últimos en el ‘Metro’, donde los rivales acostumbran a encerrarse atrás para sacar réditos a la contra.

El Cali tiene en Dinenno y en Féiver Mercado a dos atacantes que se reparten los tantos azucareros este semestre (cinco cada uno), mientras que los jugadores del Junior están peleados con el gol. Teófilo Gutiérrez y Edwuin Cetré, con dos goles cada uno entre Liga y Copa, son los que más aportan en este apartado.

Realidades distintas, pero poca diferencia entre uno y otro equipo. Serie abierta.

Leave a Reply

Your email address will not be published.