Basuras obligaron cierre de bocatoma del acueducto: Triple A

Lluvias arrastraron desechos acumulados en el Don Juan. Tras limpiar la dársena se reanudó el servicio.

Las primeras lluvias de 2019 en Soledad hicieron que sus aguas arrastraran gran cantidad de basura depositada en el arroyo Don Juan. Estos desechos  se acumularon cerca de la bocatoma del acueducto de Triple A, lo que obligó ayer a la suspensión del servicio de agua potable en Barranquilla y Soledad durante dos horas y media. 

A través de un comunicado la compañía de acueducto y alcantarillado informó que los desechos y el material en estado de descomposición había llegado hasta la dársena ubicada en el río Magdalena, lo que afectó la bocatoma del acueducto.

“Se ha suspendido el servicio de agua potable en Barranquilla y Soledad. Esta medida se toma de manera preventiva, con el fin de preservar la calidad del agua”, señaló la Triple A en el comunicado al momento de dar a conocer la maniobra.

El gerente de Operaciones de la empresa, Ramón Hemer, detalló que el arroyo Don Juan hace sus descargas a pocos metros de la bocatoma, por lo que las lluvias registradas este lunes arrastraron la basura que se había acumulado a lo largo de los últimos meses en el canal.

“Los sensores y el personal que labora cerca de la bocatoma nos avisó de la situación, por lo que de inmediato actuamos en la maniobra de suspensión de bombeo. Si seguíamos succionando agua, el material ingresaría con el agua”, explicó el gerente de Operaciones.

La maniobra consistió en la interrupción de la captación del agua cruda hacia las plantas de tratamiento. “Al no haber agua en las plantas la alta presión, el  bombeos se vio afectado. Los procesos se relacionan y lo que ocurra en un punto de la cadena afectará el final de la misma”, explicó el directivo. 

Hemer precisó que la medida, que se implementó desde la 1:30 p.m. hasta las 4:00 p.m., “pudo afectar” algunos barrios aledaños a la compañía, que dependían del bombeo directo. “La prestación del servicio por algunas horas pudo verse afectado, pero se fue restableciendo”, dijo. 

Hemer detalló que tras el retiro de los residuos se procedió al bombeo del agua “con total normalidad”. 

Un llamado

El funcionario hizo un llamado en torno al cuidado del río Magdalena, porque es la fuente de captación de agua para el suministro del servicio. 

“La ciudadanía debe tomar conciencia con respecto a la mala disposición de las basuras. La mayoría de las veces terminan en arroyos y canales, contaminando los cuerpos de agua y el río Magdalena, además generando este tipo afectaciones en el suministro de agua”, apuntó Hemer. 

Limpieza de caños y arroyos

Las autoridades del Atlántico y Barranquilla anunciaron que se encuentran desde ya realizando monitoreos para evitar que se registre cualquier emergencia relacionada con las precipitaciones. 

El gerente de la Agencia Distrital de Infraestructura, Alberto Salah, manifestó que aunque los trabajos de limpieza en los arroyos y caños de la ciudad se hacen de manera periódica, en esta temporada es “cuando más se intensifican”.

“Aunque no es responsabilidad directa nuestra recoger las basuras de los caños y arroyos, porque las personas no deben arrojar desechos, lo hacemos como una forma de prevenir cualquier inconveniente. Se viene la primera temporada de lluvia del año y estamos atentos a prevenir cualquier  hecho atípico”, apuntó Salah.

Atlántico

Por su parte, el subsecretario de Gestión del Riesgo de Desastres, Edison Palma, señaló que desde su dependencia se están tomando medidas preventivas para hacerle frente a la primera temporada invernal del año. 

“Estamos adelantando limpieza de caños y arroyos en Luruaco, y varias zonas del sur del departamento. En Baranoa y Ponedera se están construyendo dos ‘box culvert’ (túneles pequeños de concretos) para evitar algunas inundaciones en dos zonas rurales de esos municipios”, detalló Palma. 

En el departamento también se están interviniendo vías terciarias para que los campesinos puedan transportar sus mercancías desde sus parcelas hacia los mercados locales de los municipios.

“En febrero pasado el Ideam nos había dado una parte de tranquilidad cuando nos informó que las lluvias llegarían a finales de abril y los pronósticos se están cumpliendo. Genera tranquilidad en todos los sectores la llegada de las lluvias. Los niveles del río se han venido incrementando y está entrando a la normalidad”, precisó Palma.

Precisamente el nivel del río ha subido 4 centímetros en una semana, pues el pasado lunes 15 de abril se encontraba en 4,38 centímetros y ayer registraba 4,42 cm.

Leave a Reply

Your email address will not be published.