Medimás EPS dejó sin medicamentos y tratamientos a niños con discapacidad física

Madres lanzan S.O.S. por el grave riesgo que corren sus hijos.

En grave riesgo quedó el grupo de niños con discapacidad física afiliados a Medimás, luego que el proveedor contratado por la EPS suspendió la entrega de los medicamentos para sus respectivos tratamientos.

Así lo hicieron saber las angustiadas madres de los menores advirtiendo que además de los medicamentos a los niños también les mantienen suspendidos diferentes tratamientos y procedimientos, lo que pone en peligro su estado de salud.

Griselis Narváez relató la grave situación de su hijo Juan José Zabaleta Narváez, de 15 años, quien presenta parálisis cerebral y epilepsia refractaria de difícil manejo.

“Desde el 16 de septiembre Medimás no le suministra el medicamento para las convulsiones (Keppra líquido), tampoco le ha autorizado los medicamentos Topamac tableta de 100 miligramos y Lamictal tableta de 100 miligramos, que son para las convulsiones. Desde el 26 de septiembre no va a terapia de neurodesarrollo porque le suspendieron el transporte ya que no le han pagado a los conductores que prestan el servicio”, dijo la angustiada madre.

Señaló que desde el mes de abril tiene una orden de ortopedia pediátrica del Instituto Roosevelt de Bogotá para una cirugía de Vertebrectomia, por deformidad en la columna, y entre los prequirúrgicos ordenados por el ortopedista de la institución está la valoración por nutrición .

“El día 27 de agosto lo llevé a cita con nutrición en el instituto Roosevelt quien aprobó la cirugía; la historia clínica de nutrición la ingresé en Medimás el día 30 de agosto y hasta la fecha no ha autorizado la cirugía ni ha hecho el pago anticipado de la cirugía, lo que me dicen es que está en trámite. Me preocupa la salud de mi menor hijo”, precisó

En el caso del suministro de medicamentos le manifestaron en Medimás que debía esperar hasta después del 9 de octubre cuando contraten con nueva farmacia, “y hoy dicen que debo esperar dos semanas más para entregarlos”.

El mismo drama lo vive Lily Murcia con su hijo Esteban David Pico Murcia, de 11 años de edad.

Esteban David presenta parálisis cerebral, hidrocefalia y síndromes convulsivos, por lo cual mensualmente requiere del suministro de medicamentos anticonvulsivos, suplementos alimenticios e insumos.

“Las órdenes están aprobadas pero no han entregado nada porque hace tres semanas la EPS canceló el contrato con la farmacia, por lo cual presentamos queja ante la Superintendencia de Salud”, anotó.

Indicó que los medicamentos anticonvulsivos están bajo un régimen controlado, por lo cual solo pueden suministrados directamente por el respectivo proveedor de la EPS.

“Primero nos dijeron que el 2 de octubre y ahora nos dicen que tenemos que esperar dos semanas más. Mientras tanto, se complica la salud de mi hijo. Esta es una falta de respeto con los niños porque los medicamentos son vitales para ellos. Ellos (Medimás) conocen las historias de los niños y saben que los medicamentos son indispensables para su salud”, afirmó.

Por su parte, Zaira Figueroa, se refirió al dramático caso de su hijo de 6 años de edad, con parálisis cerebral espástica.

“No nos entregan los medicamentos, ni las citas de ortopedia. Tampoco las ampollas Botox ni la silla neurálgica desde hace 1 año y 3 meses”, manifestó.

Todo ello pese a que recurrió a la acción de tutela y un incidente de desacato por la negativa de la EPS de cumplir con sus obligaciones.

“El niño no se sostiene solo, depende de otra persona y cuenta con un botón gástrico para la alimentación”, recalcó.

Al igual que en los anteriores casos, para el suministro de medicamentos y suplementos alimenticios deberá esperar otras dos semanas.

A su turno, Adriana Lizarazo relató el caso de su hijo Steven Natera Lizarazo, de 11 años de edad.

El menor sufre del síndrome de Kabuki (enfermedad huérfana), lo que le ha originado un complejo cuadro clínico.

Steven también tiene problemas de autismo y colangitis esclerosante primaria, lo que hace aún más grave su estado.

“No podemos seguir esperando dos semanas más para que nos entreguen los medicamentos porque los niños se complican cada día más”, advirtió.

Entre tanto, Heidy Arévalo, comentó el caso de su hijo Samuel David Stefanel Arévalo, de 14 años de edad.

Steven registra parálisis cerebral tipo cuadriparesia distónica, escoliosis neuromuscular, epilepsia focal e hipotiroroidismo.

En su caso, mediante acción de tutela logró que la EPS le reembolsara los gastos relacionados con transporte y servicio de enfermería, teniendo que recurrir a un incidente de desacato cuando Medimás incumplió la orden judicial.

No obstante, la EPS dejó de reembolsar lo correspondiente al servicio de enfermería y la entrega de medicamentos e insumos los tienen suspendidos porque no han definido el proveedor.

En cuanto al servicio de transporte, debido a la complicada situación para el desplazamiento del menor a los procedimientos, este ha sido de irregular a pésimo. Este servicio está suspendido por que la empresa Rutas Colombianas OTTE no le paga a los conductores, según lo manifestado por estos a las madres de los menores.

Tras lanzar un S.O.S. cuestionó la actitud de Medimás, asegurando que la EPS se queda con la contribución, pero no entrega medicamentos, suplementos alimenticios, insumos, tampoco garantiza los servicios de transporte ni mucho menos cumple los fallos de tutela, aún recurriendo a los incidentes de desacato.

Leave a Reply

Your email address will not be published.