“El dragón amarillo entrará al interior del país si el Gobierno nacional no interviene”: Gobernación

El secretario de Desarrollo Económico del Atlántico, Anatolio Santos Olaya, manifestó que hace falta que los productores de cítricos del departamento unifiquen información sobre la afectación por la enfermedad HLB o dragón amarillo, a través de la Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria (Umata) adscrita a la alcaldía de cada municipio.

Al mismo tiempo, el funcionario hizo un llamado vehemente al Gobierno nacional para que, a través del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), acelere el proceso de atención de la situación que vive el sector citricultor atlanticense y la Región Caribe en general, y advirtió que si no hay una intervención directa del Gobierno el dragón amarillo mutará hasta llegar al centro del país.

“Venimos trabajando de la mano del ICA, la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Agrosavia), la Subsecretaría de Gestión del Riesgo departamental, las alcaldías y las Umatas para obtener la información precisa que facilite la toma de decisiones y se trabaje en soluciones para atender la situación”, indicó Santos.

Durante el último taller liderado por el director técnico de Sanidad Vegetal del ICA, Jorge Palacino, se evidenció que la información sobre la cantidad de hectáreas, fincas y arboles afectados por el dragón amarillo no está unificada, lo que dificulta una atención optima.

“La gestión que ha venido realizando la Secretaría de Desarrollo Económico del Atlántico ante el Instituto nos motivó a iniciar el proceso de configuración de una ficha de la condición actual de la enfermedad en este territorio y establecer prioridades de atención dentro de los 18 municipios que presentan la situación”, dijo Palacino.

El funcionario nacional manifestó que se continuará buscando un acuerdo en la cifra de afectación para apuntar a estrategias en términos de erradicación de árboles y en sostenibilidad de los limoneros, bajo un ambiente de absoluto control del insecto vector: Diaphorina citri.

El secretario de Desarrollo Económico anunció que el próximo 10 de julio el ministro de Agricultura, Andrés Valencia Pinzón, tendrá un encuentro con ellos y todos los actores involucrados en esta dificultad para tener de primera mano los datos consolidados de la afectación.

Dijo, además, que se realizarán talleres hasta el cuatro de julio en los que se espera recolectar las cifras necesarias y cuantificar el impacto económico y fitosanitario, para que el ICA y el Ministerio de Agricultura, inicien la estrategia de recuperación de este importante sector de la economía del Atlántico.

“El llamado que hace la Gobernación es que hay que darle una mayor inversión por parte del Ministerio de Agricultura, sobre todo en tecnología, a esta problemática para prevenir que entre al interior del país donde hay más de 104 mil hectáreas sembradas de cítricos”, anotó Santos Olaya.

Uno de los municipios con mayor producción de cítricos en el Atlántico es Santo Tomás, allí el técnico adscrito a la Umata local, Jorge Fontalvo Granados, informó que en la base de datos que el maneja hay 405 hectáreas registradas.

Según el técnico, la producción de cítricos en Santo Tomás ha pasado de 64 toneladas a seis por día en las fincas más tecnificadas. Agregó que los pequeños productores estaban acostumbrados a recoger de 3 a 4 canastillas y hoy están completando una diaria, esto también a raíz de la temporada seca de los últimos seis meses.

“En realidad no tenemos datos bien fundamentados. Necesitamos hacer recolección de estos y georeferenciar cada uno de los cultivos de la zona rural”, anotó Fontalvo.

También indicó que se inició un proceso de censo. Esta Umata maneja todo el tema ambiental del municipio. Según Fontalvo, el censo lleva 65 % de avance y ya se ha hecho contacto con funcionarios del ICA para iniciar el cruce de información.

La alcaldesa de Ponedera, Vanessa Bolívar, otro municipio afectado por la enfermedad del dragón amarillo, manifestó que hace falta un esfuerzo mancomunado entre el Gobierno nacional, encabezado por el Ministerio de Agricultura, y los entes territoriales.

“En los municipios de Polonuevo, Sabanagrande, Palmar de Varela y Ponedera estamos contemplando realizar la declaratoria de emergencia. Estamos haciendo los análisis jurídicos para determinar si es pertinente, porque sabemos que hay que cumplir unos requisitos para dicha declaratoria”, expresó la alcaldesa.

Entre tanto, desde la Secretaría de Desarrollo Económico, se hace seguimiento y acompañamiento al proceso que inició el ICA para consolidar los datos de la enfermedad en el departamento, y así, exigir al ente nacional la destinación de estrategias y recursos necesarios para garantizar la seguridad económica del sector agrario del Atlántico.

ASESORÍA DE COMUNICACIONES
GOBERNACIÓN DEL ATLÁNTICO

Leave a Reply

Your email address will not be published.