Reabrirán procesos que implican al ‘Satánico’

Se trata de ocho investigaciones por homicidio en las que se vinculó a Tomás Maldonado Cera, sin embargo, todas fueron archivadas.

Luego de que el pasado miércoles 13 de febrero un juez penal municipal de control de garantías aseguró con medida intramural a Tomás Manuel Maldonado Cera al encontrar una inferencia de participación en la desaparición y muerte de la ama de casa Brenda Inés Pájaro Bruno, con el transcurrir de los días se ha podido conocer que no sería la primera vez que alias ‘El Satánico’ se encontrara vinculado a procesos judiciales que involucren desapariciones y muertes. 

Fuentes de la Fiscalía y Policía judicial indicaron que en sus manos ya se encuentran los 8 procesos por homicidio agravado en los que fue vinculado Maldonado Cera en el pasado.

“Con la recopilación de los expedientes se espera poder encontrar material investigativo que permita desarchivarlos y dar con el culpable”, señaló la fuente que por reservas prefirió mantenerse en anonimato.

En 2004, Maldonado Cera fue vinculado a una investigación de la Fiscalía bajo la antigua Ley 600 por el homicidio de Yilibeth Yirina Manjarrés Almarales, quien en el momento de su deceso tenía 24 años de edad.

EL HERALDO pudo conocer por fuentes judiciales que alias El Satánico no fue procesado por este caso debido a que en ese momento la Fiscalía archivó su investigación por falta de pruebas.  

Como este caso de homicidio, según la fuente judicial ocurrió el mismo hecho en otros dos procesos en los que el nombre de Maldonado Cera salió a relucir en las investigaciones como una de las últimas personas que pudo tener algún vinculo con las víctimas antes de su muerte.  

Atacaba por sorpresa

 “Se cree que Maldonado Cera atacaba a todas sus víctimas por la espalda con objetos contundentes, así el tendría dominio total de la situación y evita que su víctima escape o tenga la oportunidad de defenderse”, explicó una fuente allegada al caso que señaló que la Fiscalía baraja la hipótesis de que de esta manera presuntamente atacó a Brenda Pájaro el 25 de julio de 2018 en una zona enmontada del sector de Miramar.

Tuvo relaciones con sus víctimas

 Dicha fuente confirmó a EL HERALDO que alias El Satánico tendría vinculos sentimentales con quienes al parecer fueron sus víctimas, “Aún está por establecer si esto ocurrió con Brenda Pájaro, sin embargo, la Fiscalía sospecha de acceso carnal violento contra la ama de casa”

Está previsto para los próximos días que la dirección seccional de la Fiscalía establezca a que delegación de la unidad de vida u homicidios le corresponderá evaluar qué procesos que vinculan a Maldonado Cera serán reabiertos con el fin de confirmar o descartar su participación en las muertes de Yilibeth Yirina Manjarrés Almarales, Aida Rocío Antolinez Lizarazo, Yeison Ariza Banquez, Roberto Antonio Bolaño Ortega, Rolando Rufán Romero Romero, Miguel Alfonso Gil Rodríguez, Osnaider David Gutiérrez Ortíz. 

Alias el Satánico intentó estrangular a un compañero de trabajo en 1996

Entre las nuevas historias que han comenzado a conocerse sobre el presunto dossier criminal de Tomás Manuel Maldonado Cera, se confirmó que hace unos 22 años fue condenado a prisión por el delito de homicidio en grado de tentativa, en el que resultó víctima un guardia de seguridad de una empresa de vigilancia privada.

A este se le identificó como José Luis Machado, quien era amigo de Maldonado Cera, pues habían trabajado juntos en la misma compañía de vigilancia.

El relato de estos hechos en los que resultó envuelto Maldonado, ocurridos en 1996, destaca que aprovechando la amistad con su excompañero de trabajo una noche se presentó al lugar en el que este prestaba servicio y le solicitó le permitiera ingresar al lugar.

El vigilante violó la norma de seguridad de permitir el acceso a un particular, tal vez por la amistad que los unía cuando compartieron en la misma empresa.

La historia es que una vez en el interior del sitio, Tomasito, como lo conocen en su barrio El Milagro, se valió de un alambre e intentó estrangular a Machado, al parecer sin ningún motivo aparente. “Te tengo que matar”, afirman que le dijo.

Se suscitó entonces el forcejeo entre los dos hombres, y en un lance Machado perdió el sentido. Maldonado creyó que había logrado su objetivo, y dejó de apretarle el cuello a su víctima. Luego huyó en una motocicleta en la que había llegado al lugar.

Sin embargo, José Luis Machado sobrevivió, pero le quedó una secuela irreversible: perdió la facultad del habla. La presión que ejerció Tomás Manuel Maldonado Cera con el cable alrededor del cuello le destrozó las cuerdas vocales impidiéndole hablar.

A Tomás Manuel Maldonado Cera lo investigó en la etapa instructiva del proceso el entonces fiscal 35 de la Unidad de Vida, Luis Felipe Colmenares Russo, actual magistrado de la sala penal del Tribunal.

Luego el Juzgado Tercero Penal del Circuito lo condenó a la pena principal de 12 años, 2 meses y 20 días de cárcel. Sin embargo, la sala penal del Tribunal Superior revocó la sentencia, pues al parecer se le violó el debido proceso en parte de la investigación al no notificarles algunas decisiones por error en el envío de la correspondencia. En el curso de la investigación estuvo preso con medida de aseguramiento en la Cárcel Distrital de El Bosque, luego se la revocaron por detención domiciliaria.

Sobre Maldonado también se supo que tuvo un proceso judicial por el delito de fuga de presos, según las investigaciones judiciales, este se habría escondido en Venezuela.

“Tomás extorsionaba a mi hermano y luego de eso lo desapareció”

La historia de Rolando Rufán Romero Romero, una de las víctimas que se vincula con Tomás Maldonado Cera, presunto asesino serial, tiene detalles como amenazas, extorsión y homicidio con tintes de satanismo. Estos son algunos de los elementos que giraron en torno a este asesinato de Rolando Rufán Romero Romero, quien tenía 31 años, cuando desapareció el martes 2 de septiembre de 2002.

Ingrid Ester Romero Romero, de 53 años, le contó a EL HERALDO detalles del crimen de su hermano Rolando, y las razones de por qué cree que Tomás Maldonado es el responsable de esta muerte. 

Rolando Rufán Romero Romero era el menor de seis hermanos, vivía en El Milagro, en la calle 38 No 1F-08, muy cerca de la casa familiar de Maldonado Cera. 

El apodado como el Satánico cursó el bachillerato con Rolando en el colegio Inem, afirmó la mujer. “Se criaron juntos en el barrio, es más, ese tipo vivía a una cuadra de la casa de nosotros, incluso en la misma acera”, subrayó Ingrid. Cada vez que Tomás necesitaba dinero, ropa, zapatos o perfumes, acudía a Rolando para que se lo diera. “Lo extorsionaba, con qué, no sé, imagino que a mi hermano le daba miedo que lo violentara”. Ingrid Ester también aseguró que al regresar del Ejército, Maldonado volvió al barrio mucho más agresivo, y las presiones sobre su hermano aumentaron. “Él le quitaba de a 20 y hasta 30 mil pesos diarios a Rolando”, aseguró.

A las 7:30 de la mañana del martes 2 de septiembre, Rolando Romero salió de casa a su sitio de trabajo del que solía regresar a las 7 de la noche, pero ese día no fue así. Rebuscando entre las pertenencias de Rolando, su hermana encontró un número telefónico al que llamó y el receptor era bien conocido por ella. “Apenas lo escuché supe que era él (Tomás Maldonado), le pregunté por mi hermano y su respuesta fue diciente”. Con voz presurosa y temblorosa respondió en tono agresivo: “Y por qué me preguntas por tu hermano, yo qué voy a saber, hazme el favor no me vuelvas a llamar”. Desde ese momento Ingrid asegura que este individuo se le hizo sospechoso. El cuerpo sin vida de Rolando apareció degollado tres días después de la desaparición. “El cadáver de mi hermano tenía quemaduras en las muñecas, golpes contundentes en la cabeza, muchas puñaladas en el cuerpo –unas 25- y una horrorosa ‘Z’ marcada en la frente”, fue la descripción de Ingrid. La mujer pide a la justicia que el caso por el crimen de su hermano sea reabierto y que Maldonado “pague por lo que le hizo”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.