Nacional

La consulta anti-corrupción incluye siete puntos, con respuestas de sí y no, entre los que recalcan la disminución de salarios para altos funcionarios, como los congresistas, el mínimo de tres periodos para ser elegido en el Senado de la República u otras corporaciones de elección popular, la obligatoriedad de la rendición de cuentas de estos funcionarios y la publicación de sus declaraciones de bienes, renta y conflictos de intereses.

 

La manera de que estos puntos sean sancionados, se deberá contar para el día de la consulta con 12’231.314 de ciudadanos que participen, esa cifra es la tercera parte del censo electoral. Asimismo, cada uno de esos temas tendrá que alcanzar como mínimo 6’130.000 votos por el sí.

 

Acá los siete mandatos de la Consulta a la que se puede votar Sí o No

 

1. Bajar el salario a los congresistas y altos funcionarios. El punto más polémico de la consulta anticorrupción

 

2. Quitar los beneficios de cárcel especial a corruptos y prohibirles contratar con el Estado. ¿Cárcel para los corruptos?

 

3. Contratación transparente con pliegos tipo en todo el país (hoy sólo hay pliegos tipo en infraestructura). ¿Fin de la contratación a dedo?

 

4. Presupuestos públicos con participación ciudadana a través de audiencias públicas. ¿obligación de realizar audiencias públicas?

 

5. Congresistas deben rendir cuentas claras sobre su gestión, haciendo públicas sus gestiones, votaciones e iniciativas.  ¿Rendición de cuentas para los funcionarios?

 

6. Hacer públicas las declaraciones de renta e ingresos injustificados de políticos y extinguirles el dominio. ¿Todos conocerán las declaraciones de renta?

 

7. No más atornillados en el poder: máximo 3 periodos en corporaciones públicas.

 

 

Uno de los temas que pasó desapercibido y con poca polémica, fue la negación para que se tuviese nuevas inscripciones de cédulas, los ciudadanos que se encuentran registrados podrán votar en los mismos puestos de las pasadas elecciones presidenciales. Los preceptos que sean aprobados serán tramitados como leyes en el Congreso en el plazo de un año; si estos no se resuelven, el presidente Iván Duque, quedará autorizado para expedirlos mediante decreto.

 

El sistema de participación ciudadana se definió después de más de un año de promoción por parte del Partido Verde. La principal organizadora de la consulta ha sido Claudia López, excandidata a la vicepresidencia y exsenadora, quien mediante uso de uno de los mecanismos de democracia directa que ayudó a construir esa fuerza juvenil, como integrante del movimiento de la séptima papeleta en aquel momento.

 

Funcionamiento de los umbrales para la consulta:

Para realizar seguimiento a los resultados de la consulta es preciso tener claro que existen dos umbrales y cada uno de ellos aplican con puntos diferentes en su reglamento.

 

1. Umbral de participación: Se trata de la cantidad mínima de votos forzosa para que la consulta sea permitida. Con esta se puede garantizar que, al tomar una determinación de importancia nacional, no sea un reducido grupo el que decida, por el contrario una cantidad importante.

 

El umbral deberá contar con la tercera parte del censo electoral, es decir, corresponde a 12.140.342 votos depositados por igual cantidad de ciudadanos. Solamente si se supera esa cantidad, la respuesta de los votantes a las siete preguntas, sea esta afirmativa o negativa, será legítima y vinculante.

 

 

La cifra tope se deriva de dividir por tres el potencial electoral nacional, que es de 36.421.026 personas a julio de 2018.

 

Es bueno aclarar que los más de 12 millones de votos pertenecen a personas, y no a casillas marcadas. Es decir, si usted asiste a las urnas ese día y vota por cinco de las preguntas, eso no significa decir que haya votado cinco veces. Para el umbral de participación, cada persona figura como un solo voto y de esta manera se cuenta.

 

Por otra parte, se debe destacar que en el umbral de participación posee votos nulos, de igual forma los tarjetones que se depositen en la urna sin marcar sí o no en ninguna los puntos disponibles.

 

2. Umbral de aprobación: Este es posterior ya que si no se supera el de participación, no importa cuántos votos haya por el sí o por el no en lo interrogantes del tarjetón.

 

Si se llegase a superar la tercera parte del censo electoral, para que las preguntas de la consulta anticorrupción sean aprobadas, cada una –de presentarse esta situación es importante– la aprobación debe ser apoyada con el ‘sí’ por la mitad más uno de los votos válidos por ese interrogante.

 

Mientras que los votos nulos - marcados sí y no en la misma pregunta- si bien cuentan en el umbral de participación, no aplican en el umbral de aprobación. En este tampoco cuentan los votos no marcados.

 

Cada pregunta tendrá su propio umbral de aprobación, que, en todos los casos, corresponde al 50% más uno de los votos válidos, y los votos válidos se obtienen de sumar los votos por el sí y los votos por el no.

 

 

En consecuencia, es posible que, habiendo superado el primer umbral, unas preguntas sean aprobadas y otras no, como también es posible que todas sean aprobadas o que ninguna sea aprobada.

 

Origen de la consulta

Proviene de la necesidad de hacer cambios institucionales en las reglas de juego de los congresistas, además se genera frente a la situación de corrupción del país. Y, sin poder tener claridad ni la posibilidad lograr que el Congreso mismo hubiera aprobado los mandatos como leyes, los cuales fueron negados reiteradamente en el Senado y la Cámara de Representantes.

 

Más de cuatro millones de firmas

Se logró concretar una unidad nacional de diferentes ámbitos sociales, ya que, se logró consolidar para que la iniciativa comenzará a tener trámite y el desarrollo que lo consolidad para que se pueda realizar la consulta establecida para finales de este mes.

 

Duque sí apoya, Uribe no

En los últimos días y tras la posesión del nuevo presidente Iván Duque, se ha dado unas contradicciones en cuanto el apoyo a la consulta anticorrupción dentro del Centro Democrático, Durante la campaña presidencia, el uribismo y el mismo candidato mostraron su aprobación por el mecanismo popular, pero después del 7 de agosto con la investidura del nuevo mandatario, todo el partido en cabeza de su líder, Álvaro Uribe Vélez, cambiaron su postura frente al ejercicio electoral que se realizará este 26 de agosto. En tanto, el único que ha mantenido su pensamiento respecto al tema es Iván Duque y se puede decir que su equipo de trabajo también lo apoya.

 

La Campaña

A menos de 15 días para la consulta, el partido Verde ha intensificado su campaña de promoción y de enseñanza sobre el mecanismo de consulta , aunque en la realidad esta no ha sido la suficiente para que los ciudadanos estén informados respecto de qué se trata o sobre los umbrales a los cuales está sometida la consulta popular.

 

Promoción por el “No”

Aunque esta  no ha tenido mayor difusión, si ha tomado mucha fuerza, sobre todo en los grupos más arraigados y conservadores como los son los del uribismo, quienes cambiaron su postura como lo habíamos mencionada con anterioridad. Esta con difusión a través de las redes sociales y una voz a voz muy parecido al utilizado en la campaña del “No” para el pasado plebiscito, y su aprobación de los Acuerdos de Paz entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y las Farc.

 

Desmotivación tras las presidenciales

Un buen grupo de ciudadanos han caído en la decepción, después de los resultados en las dos pasadas elecciones presidenciales, específicamente el Partido Verde, principal promotor de la consulta, quienes no alcanzaron a llegar a la segunda vuelta con el candidato Sergio Fajardo y su fórmula vicepresidencial Claudia López.

 

Aún se mantiene muchos sectores del país en unidad para que los resultados de la consulta sean positivos, respecto a los promotores y estos en cabeza de Claudia López y la congresista Angélica Lozano, vicepresidenta de la mesa directiva del Senado.

 

 

Todo lo que debes saber sobre Consulta Anticorrupción